jueves, 28 de noviembre de 2019

Hay grandes joyas urbanas dispersas por nuestro entorno, ocultas en rincones, o disfrazadas de casas comunes por todos os lados en Cataluña.

Por suerte, o por visión, tenemos un buen sistema de preservación del patrimonio histórico, el cual llevan a cabo los ayuntamientos después de que iniciativas privadas o asociaciones trajeron a luz su importancia. En el pueblo del Alcover hay más una de esas joyas...Qué placer pasar una tarde en el Museu d'Alcover!

El Museu d'Alcover fue fundado por el alcoverenc Andreu Barbarà Camafort el año 1967 en una antigua torre medieval del Portal de Sant Miquel. En el año 1975 se trasladó a la casa noble Ca Batistó, un edificio histórico del siglo XVII, que en su último uso particular uso albergó la familia Andreu que la construyó en 1682 sobre un edificio más antiguo del cual aún se puede ver tres arcos góticos en el vestíbulo.

Del período de transición del siglo XIX al XX, la casa ofrece al visitante una hermosa visión de cómo era la partición de la casa señorial burguesa, su decoración de interiores incluyendo sus muebles, objetos y accesorios, conocer sus costumbres y el ritmo de la vida de la gente de un pasado no muy lejano.

Además de la excelente preservación, el museo intenta ser lo más interactivo posible, usando recursos de video y de pasar pantallas en tótems de información disponibles en cada ambiente. Percibimos en Ca Batistó como la tecnología que fue impulsada a finales del siglo XIX transformó los hogares en espacios cada vez más confortables, y ayudó de cierta forma a transformar el papel de la mujer en la sociedad moderna.

El Museo también alberga importante colección de fósiles, y espacio educativo para niños y jóvenes. Pero quiero concentrarme en ese texto en la casa, las costumbres y la vida burguesa de principios del siglo XX en Cataluña, pues por la casa conocemos a sus dueños, ¿no es verdad?
Es en el segundo piso que todo empieza a tomar sentido. Cuando entras en el salón principal, que da salida a todas las demás habitaciones de la casa, percibes bien la organización de la vida y la visión estética de ese momento de abundancia de algunas familias.

Imagen 1: salón principal que da para otras estancias.
Imagen 2: salón principal que da para otras estancias.
El salón principal es ricamente adornado con pinturas que decoran todas las paredes. El techo posee precioso artesonado también pintado. Los colores son variados: rosa  en detalles, beige, y verde, pero no muy saturados, lo que hace con que el colorido sea más romántico y sofisticado que dinámico. También se añade el color azul marino, que convierte el ambiente en un poco más formal, más fuerte. Los diseños de las pinturas tienen una referencia clásica: griegas, flores y mucha simetría, pero también se percibe ya la influencia del estilo Art Déco en unos detalles  geométricos principalmente en las esquinas de los cuadros y la franja que rodea el techo. El mármol, piedra siempre noble, reviste el piso, la chimenea y algunos otros detalles. La idea tradicional de que todo el espacio debe estar revestido y bien acabado para representar la abundancia financiera, cobra sentido allí.

Imagen 3: detalles de las pinturas de las paredes.
Imagen 4: detalles de las pinturas del techo.
Una de las puertas da acceso a la alcoba. La típica alcoba burguesa, con su ante sala separada de estancia destinada a la cama por una pared delgada, con contorno en diseño curvilíneo clásico. En esa habitación, encontramos a objetos del vestuario de los antiguos dueños y otros de moda en su día, y se percibe el retrato de la indumentaria de la mujer que empezaba a liberarse en el principio del siglo XX bajo los ideales del Art Déco.

Un tótem con pantalla interactiva te invita a caminar con tus dedos y ojos un poco de la vida cotidiana de la mujer de aquellos tiempos.

Una gorra típica de la mujer moderna está expuesto al lado de un traje con pantalones, y un bello video simulando antigüedad exhibe en la pared de la alcoba el complicado y demorado ritual de vestirse de una dama (y puede ser visto en la web del museo).
Imagen 5: la alcoba.
Imagen 6: pantalla de tótem sobre la mujer moderna.
Imagen 7: pantalla de tótem sobre la mujer moderna.
Imagen 8: los típicos cuadros enmarcados, y la gorra de la mujer moderna.
Imagen 9: el traje de deporte de la mujer moderna.
Los muebles y los objetos de utilidad cotidiana siguen el diseño de la época: restos de la estética Art Nouveau o el ya incorporado estilo Art Déco que dominaba el principio del siglo. Pero en España, el referencial clásico aún era también muy fuerte en esa época, lo que se percibe en varios muebles por su diseño.

Imagen 10: objetos del cotidiano.
Imagen 11: objetos del cotidiano.
Mire el video de la cortina de la habitación. La clásica renda y la forma de atar: 

Es espacio de culto siempre fue importante para las familias católicas españolas. Fuera un simple oratorio, o toda una capilla dedicada a la Virgen y el Niño y más algunos Santos, tener devoción, desarrollar la espiritualidad era parte no solamente de confesión de fe, sino también de carácter —pues "ser cristiano" ya fue visto como señal de integridad.
Imagen 12: la capilla de la Ca Bastitó está ubicada en una de las habitaciones.
Los avances de la ingeniería se podía observar mejor en las áreas de servicio y higiene: la cocina y el baño.

En la cocina la novedad era la entonces llamada "cocina económica", que usaba un sistema de tuberías que calentaba el agua de la propia cocina y del baño a través de calderas para depósito del agua calentado por el sistema a gas, en vez de carbón, y eso suponía un gran ahorro de energía. Pero también habían las cocinas mixtas que utilizaban gas y carbón. 
Imagen 13: la cocina de Ca Bastitó.
Imagen 14: cartel de publicidad sobre las cocinas económicas, de 1924. (Fotografiado de la pantalla del tótem)
Otro aspecto muy importante era lo del sistema de saneamiento, que a principios del siglo XX prácticamente no había para los pueblos. En Ca Bastitó un nuevo sistema de desecho de las evacuaciones fue incorporado a la casa en los años de 1960. 

La decoración de los lavabos seguía la moda de época: la decoración con pintura esmalte en las piezas sanitarias y las paredes con revestimiento cerámico.
Imagen 15: lavabo de la Ca Bastitó y cartel publicitario de lavabos, duchas, baños y orinales
Imagen 16: lavabos y wáter en cerámica esmaltada ornamentada.

Figura 17: el entorno del museo.
La Ca Batistó ofrece una hermosa visión de la vida artística e intelectual de la época, cuando el movimiento modernista, tan importante en Cataluña cambió muchos patrones estéticos en las artes visuales, la arquitectura y la literatura. Una vuelta en el tiempo en que se empezaba a aprender a vivir con el nuevo ritmo que la tecnología imponía, pero aún con la calma y disfrute que aquellos tiempos aún permitían.
Imagen 18: fachada del museo y Ca Batistó.


















Fuente de las fotos e imágenes:
Todas las fotos (excepto la 9) - Maria Pilar Arantes, sacadas en el Museu d'Alcover.



sábado, 26 de octubre de 2019

Amediados del siglo XIX en Inglaterra, un grupo de artistas, arquitectos, diseñadores, escritores, artesanos y filántropos tenían en común su preocupación por la inminente pérdida de calidad y especialmente de personalidad a la que el diseño y la artesanía se vieron sometidos bajo la creciente y aterradora industrialización.

El objetivo de ese grupo de idealistas era el deseo de revivir y restaurar la dignidad de la artesanía tradicional y poner las artes a disposición de todas las personas, independientemente de su condición financiera.

En ese momento, el ideal de belleza pura y simple tenía como referencia la artesanía de la Edad Media, cuando todo, absolutamente todo, pasaba por las manos de los artesanos y tenía como materia prima elementos de la naturaleza. El hombre tenía una comunión total con los alrededores y el mundo natural, viviendo y sobreviviendo gracias a él. Desde la diversión hasta la comida, se trataba de algo que los rodeaba. El ritmo de vida era más lento, respetando los tiempos de la naturaleza y la capacidad de producción del artesano. Se sabia esperar.
Imagen 1: Arts & Crafts
William Morris (1834-96) fue el diseñador, pintor, poeta y reformador que dio voz al movimiento llamado Arts and Crafts, traducido del inglés, Artes y Oficios, la máxima expresión de este ideal, pues las Artes deberían ser rescatadas por la tradición de las artesanías medievales en aquel momento, dentro de una nueva sociedad, con nuevas costumbres, nuevas técnicas e inevitablemente nuevos materiales.

El movimiento dejó profundas huellas en el pensamiento de la época, elevó el estatus del artesano y alentó el respeto por los materiales y tradiciones populares, e influyó en la estética posterior dando alas a movimientos como el Art Nouveau y el Art Déco. Pero ese objetivo de hacer que el buen arte y el diseño fueran accesibles para todos no se ha logrado en su mayor parte. Dado el suministro de grandes cantidades y precios bajos de la industria, tener un producto "cocinado a fuego lento" por un diseñador o arquitecto se volvió viable solo para aquellos con mucho dinero.

Después de 160 años de industria a toda velocidad y tecnologías que han permitido la creación de plásticos y otros productos sintéticos que originalmente no existían en la naturaleza, el mundo es muy diferente. William Moris y sus compañeros se asustarían. La nanotecnología ha permitido hazañas inimaginables hace más de un siglo, y apuntan a cosas increíbles en el futuro.

Desde la década de 1940 hasta la década de 1980, el deslumbramiento con el producto sintético que permitió la elaboración de productos de utilidad con formas que nunca se pudieron obtener con madera, o con una ligereza que el peso del hierro no permitió, han fascinado y cautivado a la población, aportando aún más fuerza a la industria por la ya consolidada enfermedad del consumismo.

Finalmente, en la década de 1990, el comercio entre países fue abierto, estaba organizado, fuerte y el intercambio no solo de tecnología, sino también de cultura fue algo capaz de abrir los ojos del ser humano más modesto. A menudo se olvidaba o despreciaba su propia cultura, ensalzando la de otros países: ¡estos eran tiempos de marketing!
Imagen 2: Contenedores y residuos
Ya a mediados del siglo XX, el planeta se encontraba en un proceso increíblemente rápido de descomposición, y los desechos y contaminantes invadieron todos los espacios terrestres, las aguas de los ríos y los mares, y el aire se volvió insalubre en muchas partes del mundo. Poblaciones enteras comenzaron a vivir de los restos que dejó el consumismo desenfrenado de una masa cegada a su responsabilidad con el planeta. Las reglas del mercado estaban completamente reestructuradas, y los grandes gigantes de la industria absorbían a los pequeños o los obligaban a reinventarse. Surgían nuevos segmentos comerciales y otros desaparecían. La conciencia ecológica se desarrolla como una disciplina científica y ética.

Pero ya estamos en la segunda década del siglo XXI. ¿Y ahora qué sucede en nuestras mentes, nuestra percepción del valor, nuestra percepción estética?

En 1947, el historiador Fritz Saxl (1890-1948) dio una conferencia a estudiantes de la Universidad de Reading sobre sus estudios de iconografía, y dijo que "las imágenes que tienen un significado especial en su tiempo y lugar, una vez creadas, ejercen un poder magnético de atracción sobre otras ideas en su esfera que puede ser repentinamente olvidado y recordado nuevamente después de siglos de olvido ".
Pues esto es exactamente lo que Saxl dijo que creo que sucede en nuestro momento presente. Así que creo que estamos viviendo un nuevo movimiento de Artes y Oficios, pero con todas magia novedosa de un mundo que ya no puede revertir ciertos aspectos tecnológicos que son parte de la cultura y la experiencia estética acumulada.
Tras pasar 160 años del pensamiento de William Moris y sus compañeros sobre la importancia de rescatar el aspecto más artesanal y auténtico de la cultura de cada región, el contacto con lo natural ha vuelto a las mentes de muchos arquitectos, diseñadores, pintores y artesanos de todo tipo.
Vemos desde grandes empresas hasta profesionales independientes solitarios dedicados a una producción que involucra a su cliente en una atmósfera que le brinda con el placer del producto desarrollado de manera artesanal, diseñado especialmente para él y que le da la sensación de contacto con lo natural, con su propio origen, valorando las tradiciones de su cultura. Citaré un ejemplo nacional y otros de Brasil.

Como ejemplo de grande empresa, tenemos la brasileña Natura. Su principal estrategia de marketing es diseñar productos de belleza sostenibles. Es decir, que en la cadena de producción, desde la obtención de la materia prima que valora la naturaleza local (especialmente de la Amazonía brasileña - castañas, açaí, pitanga, etc.), a través de las condiciones de contratación de la fuerza laboral compuesta por personas que ya han recolectado o procesado esos productos, hasta la fabricación, distribución y disposición de los productos, haya el cuidado con el medio ambiente, responsabilidad social y distribución justa de los ingresos. Hoy, los ricos y los no ricos pueden y quieren comprar sus productos.
El llamado para su nueva fragancia dice lo siguiente: “El proceso de producción de Ekos Alma es totalmente diferente. La "priprioca" se envejeció en madera amazónica durante un año, lo que aporta características olfativas diferenciadas con cada cosecha ”. Es una forma de llevar artesanías a la gran masa de personas. Creo que esta compañía logró lo que William Morris quería.
Imagen 3: Natura
En el área de producción de muebles, la empresa FORMUS de Santa Catarina, Brasil, dirigida por la arquitecta Cláudia Silvestre, ha apostado durante mucho tiempo por su eslogan "muebles + arte". También hace las siguientes llamadas a la filosofía de la empresa, tal como se lee en su sitio web: "La casa es un nido. ¡Rediseñamos la lógica industrial! Modelo de organización híbrida: artesanía + industria | Trabajo colaborativo, estado del arte en diseño | fablab industrial | autoría | Productos relevantes en contenido e historia ". Es decir, es una carta de intenciones que deja en claro que los productos finales de la compañía, aunque contienen partes que son el resultado de la producción a gran escala, contienen una parte importante del proceso que es artesanal y personalizada para el cliente. Es la necesidad de la presencia del trabajo artesanal, que es el único que realmente puede dar ese aire de exclusividad.
Imagen 4: Formus
La empresa española GAN tiene un segmento de alfombras artesanales, para lo cual sus diseñadores crean pensando en usar materia prima y artesanía especializada, produciendo las alfombras donde viven los trabajadores para no tener que sacarlas de su contexto ; y así la empresa no se convierte en una copiadora de patrones y estilos de otras culturas. También producen con colectivos, como las cooperativas de mujeres artesanas.
En su sitio web, dicen: "GAN es artesanía y diseño. GAN es una marca firmemente arraigada en diseño y basada en productos hechos a mano. Todos nuestros productos están hechos en India por artesanos expertos que solo usan fibras naturales: algodón, lino, yute, seda y lana. El valor de lo que está al alcance de la mano, lentamente, pieza a pieza, es lo que nos distingue y nos define ".
Di una charla sobre el mercado de alfombras y usé GAN como caso de estudio. Puedes ver el video de conversación aquí: https://www.youtube.com/watch?v=e71JZxkvaRs
Imagen 5: GAN Alfombras
Y de las grandes y medianas empresas, podemos pasar al pequeño artesano, el que desarrolla su trabajo solo, a veces al consumidor directo, a veces para grandes empresas a encargo.
La ilustradora Águeda Horn trabaja para la gran empresa Folha de São Paulo, en Brasil, produciendo obras en tela, que incluyen costura y collage. La presencia del trabajo informático ya es una constante en nuestras vidas, y estamos casi acostumbrados. El regreso a un tipo de trabajo tan ingenuo pero meticuloso y creativo que utiliza materiales que están disponibles para cualquiera nos pone en la boca el gusto por lo más natural, por lo original, nos recuerda a las nuestras raíces, y luego nos sentimos otra vez pisando en tierra firme (no virtual).
Imagen 6: Trabajos de Águeda Horn.
Carlos Meira produce carteles y todo tipo de publicidad en papel. Se llama escultura en papel. Solo con papel, tijeras, pegamento y pintura, crea imágenes realistas o estilizadas para empresas y grupos grandes, con una calidad que solo la mano humana podría dar a materiales tan delicados como el papel. ¿Y por qué las grandes empresas que pueden permitirse el trabajo de alta tecnología deciden contratar a un artesano que trabaje con un tiempo de confección mínimo e inevitable y que solo puede producir uno a la vez? ¿No crees también que hay algo que nos atrae continuamente a nuestros orígenes como un poder magnético irresistible, como dijo Fritz Saxl?
Imagen 7: Trabajos de Carlos Meira
El trabajo artesanal trae consigo la idea de que "fue hecho para mí". Rescata orígenes, recupera nuestra identidad y nos acerca a lo más humano, lo táctil, los aromas, colores y sabores que ofrece la naturaleza. Y hay personas que lideran compañías o ellos mismos y que están preocupados con eso, al igual que William Morris a mediados del siglo XIX.

Así que creo que estamos viviendo un segundo movimiento de Artes y Oficios "al estilo" del siglo XXI. No despreciamos la tecnología, lo apreciamos. Pero extrañamos algo más que no proviene de las máquinas. Siempre tendremos nuestra visión estética, desde las cuevas que ya decoramos nuestro entorno.

Este es el siglo en que vivimos, y es bueno que no hayamos olvidado el lado bueno del pasado. Hemos podido repensarlo, reinventarlo y adaptar nuestras primeras necesidades a las demandas del presente. Y creo que este es nuestro nuevo momento para valorar la individualidad, sin el fantasma de la exclusión, por el contrario, apoyando a los colectivos que rescatan la pureza y la naturalidad de los sentidos humanos.


Fuente de imágenes y citas:

Origem das imagens e citações:
https://galeriasdeartebarcelona.com/arts-and-crafts/
https://freeimages.com.es
https://www.natura.com.br/
http://formus.com.br/
https://www.gan-rugs.com/es/gan-handmade/
http://aguihorn.blogspot.com/
https://www.carlosmeira.com/
Y también: DEMPSEY, Amy. Estilos, escolas e movimentos. São Paulo: Cosac & Naify, 2003.

sábado, 7 de septiembre de 2019



La preciosa cala de L'Estany en el pueblo costero de L'Ametlla del Mar inspira a gente como yo, que está siempre atenta a las señales que la Madre Naturaleza envía para despertar nuestros sentidos, lapidar nuestra sensibilidad y hacernos reflexionar sobre las grandezas y las pequeñeces de la vida.

Le dedico un humilde poema...



L'Ametlla del Mar

Ametlla, almendra, amígdala
Sea cual sea su etimología
Tus aguas gritan en las piedras
Como gritan mis pensamientos en mi cabeza

Veo a tus piedras, cáscaras de almendras
Soportaren la fuerza de tus aguas
Que se arrinconan en tus recónditos

Tus piedras son como los agujeros de mi corazón
Estos dejados pelas desilusiones de la vida
Por las esperanzas vanas que alimenté

Tus recónditos son para mí cuevas, escondrijos
Reminiscencias de nuestros ancestros
Que te buscaban para protegerse

Quiero protegerme también
Quiero seguridad contra las fuerzas externas
Aquellas que golpean mis pensamientos

Mis pensamientos son aguas agitadas que golpean mi ánimo
A veces se lanzan con fuerza contra las rocas
Después retroceden para dar descanso

Pero no solo de agua y piedra está hecha la cala
Hay un precioso cielo, que hoy estaba muy azul
Y que como fuerza vital, renueva mis fuerzas

La almendra ya nació así
L'Ametlla también
Nadie culpa a nadie
Todo es vida, así es la vida, y no hay culpables





Fotos: Maria Pilar Arantes

Síguenos en Instagram